lunes, 19 de noviembre de 2007

Comunicación.. y "comunicativo"... (¡¡¡grrrr!!)


Otra cartita. Una que hace que mi cabello se ponga lacio porque me hierve algo por dentro solo de recordar los casos como este en RL...


"Fernanda:


No tengo el gusto de conocerte, pero leyendo tu blog te escribo para aprovechar la oportunidad de tratar publicamente este tema. Es algo que me ocurrió la semana pasada y me tiene muy impresionada por que no me lo esperé nunca.


Desde los 17 años tengo un amigo a quien aprecio mucho y quien me ha confesado en varias ocasiones su amor por mí. El no me es nada indiferente, de hecho he puesto tierra de por medio porque lo quiero, pero me detienen sus ideas machistas, que vienen de su padre. La familia viene de un pueblo muy conocido acá en mi estado por el gran comercio que hay en la región, por la confección de sombreros y por la fama que tienen sus hombres de valientes. Una cosa es el valor y otra la manera como este hombre, quien se presume eternamente enamorado de su esposa, la trata y dice que la mujer tiene su papel mas importante en la cocina, en el lavadero y con cubeta y trapeador en mano. Sé muy bien que mi amigo está totalmente de acuerdo con las ideas de su papá y que lo admira muchísimo y yo no estoy dispuesta a someterme como su mamá hace.


Bueno, te cuento lo que ocurrió. Mi pretendiente, a quien llamaré Juan, que por cierto tiene fama de hombre bragado, me ha presentado a muchos amigos de el. Todos sus amigos saben que le gusto y siempre están haciendo bromas y comentarios en doble sentido y yo me encargo de poner un alto, aunque nunca son irrespetuosos me molesta la insistencia. Hay uno en especial que se llama Víctor, que siempre están con el dedo en el renglón preguntando cosas como la fecha de la boda, que si será el padrino y cosas como esa. Sus comentarios van en aumento y también mis tacticas evasivas, pareciera que estamos siempre compitiendo. Juan sabe que Víctor no es santo de mi devoción y no hace nada al respecto. Sin embargo, el fin de semana pasado, estaba yo en un centro comercial con mis amigas cuando a lo lejos vi un auto muy parecido al de Víctor. Eso es todo. El domingo cuando me encontré a Juan en misa, le hice el comentario de que había visto un carro como el de su amigo en el centro comercial. En ese momento, Juan se transformó y me dijo: "AY, VICTOR, SEGURAMENTE TE ESTA SIGUIENDO PARA CONTARME COSAS SOBRE TI"... Yo le aclaré que no había visto a su amigo, que solo había visto a lo lejos un auto parecido al de su amigo y que solo le estaba contando eso, de un auto parecido. Ahí cambiamos de tema.


El lunes por la tarde, caminaba de regreso a mi casa desde la tiendita cuando escuché que me llamaban por mi nombre a mis espaldas. Dirijo mi mirada hacia la voz y era Víctor algo alterado. De buenas a primeras me dice: "OYEME, NO SE QUE PROBLEMAS TENGAS CON JUAN PERO A MI NO ME METAS, NO ENTIENDO PORQUE LE DIJISTE QUE TE ESTOY SIGUIENDO CUANDO SABES QUE NO ES VERDAD... DETESTO A LAS MUJERES CHISMOSAS Y POR FAVOR NO INVENTES COSAS SOBRE MI"... Se dió la vuelta y se fué. Yo me quedé ahí paralizada.


Inmediatamente le llamé a Juan por teléfono al llegar a casa y su mamá me dijo que estaba en camino a la mía. Cuando llegó traía unas flores y una gran sonrisa. Le dije lo que había ocurrido y solo sonrió, no le dio ninguna importancia. Me dijo: "NO HAGAS CASO, YA SABES COMO ES VICTOR". La cuestión es que, en los días que han transcurrido, el tal Víctor se ha encargado de hacerme fama de chismosa por todas partes, al grado de que las señoras de la tiendita practicamente me reclamaron ayer. Como te imaginarás, Juan dejará de ser mi amigo. No quier saber nada de el ni de su gente.


Quise compartir esto contigo para exhibir a estos "hombrecitos", que de eso presumen y están lejos de saber lo que significa la palabra hombre. Gracias por leer esto y publicarlo."


Firma


Inn Dignada.


Uuuuuuy querida Inn: Tocaste un tema jugosito, hasta sudan las yemas de mis dedos porque ese es un tema que tengo atorado en el pecho desde que era niña. Esto de las personas "comunicativas" agrava mi gastritis.... Recuerdo que los primeros contactos que tuve con chismes fueron dentro de mi familia y así empecé a saber lo que era un chisme. Eso de que la tía le cuenta algo confidencial a su hermana y esa misma tarde, la otra hermana, la madre y las primas con todo y sus hijos saben lo que contó la primera, pero corregido y aumentado. Las señoras amigas de mi madre describían así otro tipo de chismes: "Ay, es que a nosotras como mujeres nos acuestan y nos levantan a la hora y con quien les de la gana"... refiriéndose a los comentarios que inventan sobre una mujer y algún hombre, sin saber si la relación es de maestro-alumna, jefe-subordinada, tío-sobrina, bueno, ya saben.


Mis tías del extranjero me retiraron el habla unos días cuando me preguntaron si sabía como estaba una prima mía que es madre soltera. Contesté que bien, que la veía muy contenta, que su hija estaba bien. Entonces mi tía pregunta: "Y el papá de la niña ¿le da dinero para la manutención?".... Primer guardé silencio porque jamás me habìa pasado por la mente pensar en eso, cuando la niña tenía ya 14 años y mi prima trabajaba de sol a sol para sacarla adelante, es decir, yo tenía bien claro que no recibía ni quinto del susodicho. Entonces contesto a mi tía: "perdón, tía, eso no lo sé. Siempre me ha interesado la salud de mi prima y su hija, lo demás no es de mi incumbencia". ¡Falta de respeto!, ¡sacrilegio!... ¡cómo me atreví!... pues mis dos tías me dejaron de hablar. Solo un tiempo, eso es pasado.


Mi madre dice que también se puede matar con la lengua, que el mandamiento que dice NO MATARAS no solo se refiere a quitar la vida de una persona, sino que también puedes acabar con la vida de alguien si difundes rumores sobre ella. Estoy de acuerdo, mami, totalmente.


Pero vamos con lo mas escabroso del tema: EL VARON CHISMOSO, ¡guácala!. ¿Quién no conoce a un varón chismoso?... Cuantos van por ahí pregonando que son casi casi Juan Camaney, muy varoniles, conquistadores y otras cosas, y a las primeras de cambio andan por ahí contando cosas sobre la gente porque "su pecho no es bodega". Lo peor es que pudiera ser que esas cosas simplemente las escucharon por ahí por casualidad, por terceros, o por escuchar una conversación entre dos personas que no se dirigían a el. Discúlpenme, por esto los llamo varones y no hombres porque eso no es ser un hombre. (Y eso de los pseudo-hombres es tema de otra entrada).


Y voy a decirlo ahora, los peores chismes de los que me he enterado vienen de "hombres". Y voy a decirlo también, soy de la opinión de que una mujer chismosa es detestable, pero un varón chismoso es digno de desaparecer de la faz de la tierra. Si pudiera, los vaporizaría con pistola pulverizadora de partículas, como en las caricaturas de Warner Brothers. ¡Ah!, y están también los que se jactan de cosas que tienen que ver con la reputación de una mujer, ufanandose de sus conquistas, ese es caso aparte.


Me sorprende la facilidad con la que se dicen cosas sobre otros, sin estar totalmente seguros de que lo que se dice es real. Se transforman pequeñas verdades en historias fantaseosas y agregan detalles inexistentes surgidos de la calenturienta imaginación de quien los inventa, con base en sus propias frustraciones, vivencias o deseos frustrados. Y puede percibirse el gozo, la satisfacciòn que vive un chismoso cuando deja a los que lo escuchan con los ojos bien abiertos igual que los labios, mientras sus mentes trabajan imaginando a su vez más detalles morbosos sobre lo que acaban de escuchar.


La discreción es una cualidad de gran valor y lo que sale de nuestra boca nos define. ¿Qué sale de tu boca?... ¿estupideces?, ¿consejos?, ¿propuestas de proyectos?, ¿CHISMES?... pregúntatelo y analízalo, vale la pena. Piensa que también tú puedes estar siendo objeto de un chisme que puede herirte o perjudicarte. No es mi intención sonar como la inquisidora, solo pongo esto en la mesa como siempre, para la reflexión.


Les deseo un excelente inicio de semana con lunes de descanso. Voy a tomar leche con pan porque este tema me dejó tensa.


Besos para todos.


Fer.




2 comentarios:

Pabloha dijo...

Me ha toca una posicion dificil siendo varon y primero en dejar un comentario a este mensaje, pero, como siempre digo, adelante que no me asusto.

Coincido en que chismos@ (sea de cualquier género) es detestable y que doblemente destestable si es varón. Tambien coincido en que por lo general el sujeto es un frustrado o que el origen del chisme es una frustración (pocas son las veces que se hace correr un chisme con algun interes oculto y en pos de algun objetivo).

Por lo que veo a muchos nos sorprende la cantidad de varones chismosos y bocónes (en Argentina también llamados opinólogos y lenguachones) que hay en el mundo y que es abrumadora y hasta increíble, pero (aqui mi crítica) en tu mensaje, en la carta que te mandaron y que tú reproduces, solo estás contribuyendo a fomentar ésto de lo que aborrecémos.

En Argentina decimos "no des por el pito mas de lo que el pito vale". Con esto quiero decir que cualquier reproduccion de una "noticia", de esas que difunden este tipo de individuos para (como tu dices) dejar con la boca abierta a los lectore/oyentes, es contribuir a su causa (por mucho que la noticia se difunda criticándola).

La unica manera de terminar con un chisme es interrumpiendo su reproduccion. La mejor manera de terminar con un(a) chismos@ es ignorándolo.

Cuando alguien diga algo sabio, inteligente, productivo pues que se difunda a los 4 vientos. Un chisme no vale ni un par de clics para hacer Copy-Paste. Ese es mi punto, mi humilde opinión.

Gracias por darme la oportunidad de expresarme. Felicitaciones por el blog.

SL Luis Obscure

Fernanda Cimino dijo...

De acuerdo contigo Luis. Me da mucho gusto leer tu opiniòn como varón.

Gracias por dejar tu valioso comentario. De verdad lo aprecio.

Fer.