sábado, 23 de febrero de 2008

LA COSTA CHICA DE GUERRERO...

Dije que hablaría sobre los negros en mi tierra y cumplo... PORQUE AHORA RESULTA QUE SOY LA MORENA DE FUEGO... je, je, je...


Guerrero, por su ubicación geográfica - es de todos conocido- fué un punto importante de intercambio comercial. El puerto de Acapulco era testigo del tráfico de una gran cantidad de naves con mercancía de todo tipo, incluyendo esclavos. Se cuenta que en aquellos años de gran auge comercial, muchos pueblos Africanos fueron literalmente "saqueados" de habitantes, convertidos en esclavos,que eran traídos a América, humillados y recibiendo los peores tratos. Con el tiempo, hasta Cuajinicuilapa llegaron hacendados que se ayudaban de esclavos negros (negros Cimarrones) para trabajar sus tierras. Al paso de los años, éstos hacendados protegieron a los esclavos, quienes después pudieron establecerse ahí y al fin gozar de libertad y beneficios, tras un largo proceso lleno de violencia en la historia.

Hoy en día, algunos ritos africanos se mezclan con las tradiciones mexicanas en La Costa Chica.




y ¿qué tiene eso que ver con Fernanda?...


Pues resulta que, cuando era niña, mi padre había ganado una beca para realizar unos estudios superiores en la ciudad de Chicago y nos mudamos allá cuando él estuvo bien establecido y le fué posible llevarnos. Vivimos algunos años algo aislados de familiares y, por supuesto, bastante confundidos con las tradiciones "gringas" y las nuestras. De regreso a nuestra tierra vino la presentación de toooooodos los tíos, primos y familiares habidos y por haber. Cuando eres pequeño no comprendes bien las relaciones entre unos y otros, lo único que veíamos era que sus costumbres eran algo...."distintas", como aquella de hincarse y besar la mano de los tíos (¡les juro que se acostumbraba en la Costa!). Inmediatamente manifestamos que eso no lo haríamos, por muy tradición que fuera, y nuestros padres consintieron. Otra cosa que notamos fué la manera de hablar, como cantando un poco y omitiendo algunas letras al final de las palabras, o cambiandolas por otras. El color de la piel era otro detalle. Mi padre es de tez morena clara pero mi madre es muy blanca (ahora tostadita por el sol de acá). Notamos que por acá abunda la gente morena y que tenemos muchos parientes bien costeños.

Pero cual fué mi sorpresa cuando, hace unos cuatro o cinco años, buscando solución a quel padecimiento que me aquejaba (ya les conté antes), un grupo de alumnos mìos de la escuela de medicina se interesaron y abrieron un expediente. (La teacher objeto de estudio....ufff). Unos dìas despuès, me recibieron con la noticia de que habían indagado que los síntomas que yo reporté eran típicos de un mal que aqueja a la raza negra. ¿QUEEEEEEEEEEE?????..... (vayan ustedes a saber si estaban en lo cierto o no, el caso es que me dejaron boquiabierta).

Llegué a casa y le conté a mi mamá así muy sorprendida y me dijo para mi mayor sorpresa:

- PUES MI PAPA ERA NEGRO....

(El padre de mi mamá murió cuando yo era una adolescente y lo veía poco, así que no recuerdo mucho de él, sólo que era moreno y muy simpático, eso sí). Entonces ella me mostró las pocas fotos que tenía de él y vi que EL CHOCOLATE ES LEY... je, je, je.

Entendí todo de golpe: las características físicas de muchos tíos mìos, de piel clara pero pelo muy rizado y nariz ancha, mi gusto por la piel morena (mientras mas morena, mejor), mi colección de muñecas negras, las cuales compraba en mis viajes o mandaba a traer cada vez que alguien salía del país, mi intención de niña de casarme con un niño de raza negra, ese calor en la sangre, esa candela, ¡este pelooooooooooooooooooo mìo!!!!!!!!

(mi Kalimba)....


Y aunque yo mas bien siempre he parecido netamente defeña con estas pecas y mi pàlida piel, (no se cansan de decirmelo), ahora sé que también llevo dentro una negritilla de la cojta...


¡Y ARRIBA EL MESTIZAJE Y LO QUE NOS TRAJO HASTA ACA!!!...






Y no es que estén asoleados, es que su color es serio.....


Y a ti... ¿te gusta el chocolate?....


Besos.


More-Fer.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para entender un poco más de las costumbres de la tierra de tus padres te recomiendo que leas el libro de Gonzalo Aguirre Bletran "Cuijla" seguramente te va a develar muchas cosas interesantes de tus antepasados.

Un saludo.
Alejandro
alejandro_jacha@hotmail.com

grafito77 dijo...

Pues a mí me encantan las morenazas de fuego justo como la de la foto que pusiste en esta entrada. Ahorita estoy haciendo un reportaje de comunidades en Guerrero como Cuajinicuilapan, una comunidad afromestiza!! A ver si en una de esas me encuentro a una morenaza y me la quedo jaja

Saludos
Luis